SEAL Team 3 Ramadi: 1st line

Hoy continuamos la guía de equipación SEAL Team 3 en Ramadi (año 2006). Ahora que ya sabemos qué uniformidad vestir, toca apretarse el cinturón y cargar con la 1st line. Si no tenéis claro como habéis llegado hasta aquí, o de qué estamos hablando, aquí tenéis el punto de partida para estas guías.

Lo primero que llama la atención de estos kits es lo cargadas que están las 1st line de los integrantes del Seal Team en Ramadi. Es habitual ver bolsillos grandes como los de cantimploras de 1 litro, o de M60. En ocasiones, los operadores cargaban tanto sus cinturones que necesitaban complementarlos con trinchas o tirantes. Por si fuera poco, a esto se le suman paneles de pierna con la funda de pistola, cuchillos, y más bolsillos adicionales.

Esto choca con lo que entendemos normalmente por una primera línea: el material justo e indispensable para mantenernos en la batalla. Normalmente esto engloba una pistola, una pizca de munición, un cuchillo, y material médico esencial. Siendo generosos, y dependiendo del tipo de misión, también sería razonable un kit de supervivencia y escape. Con todo esto tendríamos algo bastante parecido a lo que pudimos ver en el kit DevGru 2011.

La chapa histórica

Para entender esta circunstancia, tenemos que recordar el contexto. En 2006, Ramadi era un hervidero de insurgencia, contra la que los SEAL lucharon puerta por puerta. Lo más habitual era salir de la base en vehículos para ir directos al avispero. Patear unas puertas, meterse en algún tiroteo, registrar muchas viviendas, y repetir el proceso en el barrio de enfrente. En ocasiones las salidas de base se alargaban más de 24 horas, y casi siempre realizando tareas de acción directa, implicando esta combinación el tener que cargar muchas cosas que puedan hacer pum.

Con lo aprendido en este despliegue, cuando en 2008 volvieron a Irak, estas primeras líneas se aligeraron muy significativamente. Resulta que cuando te cuelas en casa de alguien que no te espera, necesitas menos balas para hacerte con el control de la pelea, que cuando alertas a todo el vecindario con el ruído de tu blindado.

Ahora que tenemos claro el porqué, veamos el cómo.

Cinturones

Lo primero que necesitamos para montar todo lo que vamos a llevar es un buen cinturón. El rigger belt de nuestro pantalón está descartadísimo, necesitamos algo más potente. Aquí tiene sentido el uso del duty belt. Lo más habitual es verlo en negro, y de las marcas BHI o Eagle IndustriesFlyye tiene una copia disponible.

Si nos gustan los clásicos, podemos rescatar un duty belt ALICE. Si pesa mucho, hasta podemos ponerle las trinchas LC-2.

 

KIT MLCS

El elemento icónico de esta equipación es el kit MLCS. Fabricado por Eagle Industies (e inicialmente, aunque en menor medida, por Allied Industries), es el sucesor del ELCS. Sus características son la cordura 1000D, y el color khaki, y lo más importante: buckles negros (para el año que nos interesa, ya que en las versiones posteriores si podemos encontrar clips en khaki).

Se trata de un kit muy completo, que incluye varios chalecos, y suficientes pouches para enterrar a un caballo pequeño. Tanta variedad dio a los SEAL un abanico de posibilidades muy útil para desempeñar los diferentes tipos de misión con todas las posibles variantes en el armamento.

A la hora de conseguir estas piezas, nos tocará bucear por internet. No son difíciles de conseguir en eBay y grupos de compraventa de militaria, por un precio razonable. Si queremos ir a lo rápido y sencillo, marcas como Flyye tienen copias de bastantes elementos.

En este caso tenemos que tener en cuenta que el color no será exacto. Y lo que es peor: los clips serán khaki, y eso es pecado de nuestro Señor. Mi parte favorita de toda esta historia es que, al contrario que a los recreadores, a los operadores no les acababa de agradar tener una cosa negra tan llamativa, por lo que los acababan pintando con krylon.

No contentos con cargar sus chalecos con pouches MOLLE, los operadores los montaban también sobre sus cinturones y ceñidores (estando estos pensados para ALICE en muchos casos). Veamos cuales eran las elecciones más comunes:

M60 pouch

Si no llevas uno de estos en cada kit, te quitan el tridente. Por su tamaño, en la primera linea suele usarse como portavarios. Con el kit, se entregaban 4 de estos, y a la vista de las fotos, pocos me parecen. Además de servir para cajas de munición, este bolsillo cuenta con unos labios elásticos y un separador interior, ambos extraíbles. Esto nos facilita el llevar objetos pequeños más organizados, y nos posibilita el poder prescindir de la solapa, pudiendo acceder a través de los labios directamente al contenido.

Como dato curioso, en este despliegue podemos seguir viendo los ya anticuados bolsillos ALICE para M60 en algunos cinturones, como el del propio Marc Lee, en la imagen que encabeza esta entrada.

M249

Como alternativa para llevar útiles variados, tenemos los bolsillos de M249. Son similares a los de M60, pero se abren con una solapa doble, en lugar de una única, y pierden también el clip. Si mantienen los labios y el separador, por lo que nos siguen gustando como hogar para todo lo que no tiene otro pouch específico.

Canteen Pouch

Como dice @Lion, los pouches de cantimplora son para llevar de todo menos cantimploras. En el kit, junto con estos pouches se incluían acolchados insertables con los que recubrir el interior del bolsillo y brindar protección a objetos frágiles (como los visores nocturnos durante el día). También hay reportes que afirman que están bien para llevar cantimploras. Aquí la copia de Flyye.

Frag pouch

Nunca vayas a una fiesta sin un regalo. Dos si son pequeños. Lleva piñas si la fiesta es en casa de la insurgencia. Y ¿dónde llevar cada una de estas? Bueno, no hace falta ser un genio para hacerse una idea. Aquí la copia de Flyye.

Drop Leg panel

Todavía nos queda una pierna libre. Y necesitamos granadas flash para patear puertas. Y vamos a patear muchas puertas. El kit MLCS incluye un panel de pierna en el que añadir los pouches que nos apetezca. Algún cargador de primaria o secundaria (con insert de kydex como este de Flyye) y granadas son los candidatos a este puesto. Hay que matizar que no se disponía de un pouch específico para las aturdidoras, por lo que se llevaban en los bolsillos para granadas de 40mm. Aquí la copia de Flyye del Drop leg panel.

Dump pouch

Hasta ahora llevamos muchas movidas encima. Algunas de estas movidas, como los cargadores usados (incluso los cargadores a medio usar) nos pueden ser útiles en el futuro, pero un engorro en el presente. Un dump pouch nos permite deshacernos sin miramientos de ese cargador que acabamos de vaciar, pero que volveremos a vaciar tras el próximo paso por base.

El kit MLCS no incluía uno de estos. Pero ¿sabéis qué sí incluía? Un pouch para máscara de gas. Que oye, bien vale, y lo paga papá estado.

Por si fuera poco, aún llevamos más

Safariland 6004

Pieza fundamental de este kit. Con o sin linterna (pero en negro, por favor), esta es la funda que casi todos los operadores de la Task Force escogían por defecto, pues era entregada de dotación. Viene sobre una plataforma de pierna en la que se pueden añadir algunos accesorios, frecuentemente un cuchillo o una multiherramienta. Veremos más detalles sobre esto último en las próximas entradas.

Primeros auxilios

Todas las primeras líneas tienen que tener uno. En nuestro caso, hay varias opciones: o nos decantamos por el que nos acaban de dar en el kit, o tiramos con el que ya teníamos de antes. Ganan las casas habituales: LBT y BHI (detalle en la foto). Os dejo una copia del de dotación hecha por Flyye.

Weapon catch

Hay dos palabras que te abrirán todas las puertas: M870 Masterkey. Para que durante el resto del combate no interfiera con nuestros movimientos, un weapon catch nos sirve para mantenerla en su sitio. BHI hace uno en negro que combina estupendamente con nuestro duty belt.

Demolition pouch

Vale, os he mentido. No vais a llegar a todos los rincones a base de disparos de escopeta. En algún momento puede que necesitéis explosivos. Si queréis llevarlos cómodamente, os presento la bolsa para explosivos de LBT.

 

¿Y si quiero ir ligero?

Por último, la excepción que confirma la regla. A veces la misión no requería tanta parafernalia. A veces solo tocaba tirarse en la azotea y disfrutar del paisaje a través de una retícula Mil Dot. Y en el cinturón pistola y dos cargadores. Una serpa de BHI y un portacargadores de kydex nos resuelven la papeleta sobrada y cómodamente:

Si echáis de menos algo, siempre podéis engancharlo a vuestro cinturón. Total, por un poco más de carga, no va a pasar nada.

En un futuro no muy lejano, veremos con qué taparnos el corazoncito que se nos derretirá al tener que intentar ganarnos los minds & hearts de los iraquíes. Es decir, superada la 1st line, le daremos caña a la 2nd line que usaron los integrantes del SEAL Team 3 en Ramadi.

Hasta la próxima!

Deja un comentario!