Review AiMpoint T-1 & LT660 ACM

Review We MP7 with accesoriesShooterCBGear nos envía para review uno de los visores red dot más populares en el mercado civíl: el AiMpoint T-1, acompañado de una montura LaRue LT660 QD.

El original

LaRue LT660
El Micro T-1 es un producto del fabricante AiMpoint, uno de los fabricantes de visores de punto rojo junto a EOTech.
Como decía en la entradilla, el AiMpoint T-1 es un visor con mucha popularidad en el mercado civíl por su pequeño tamaño y la multitud de monturas disponibles por parte de varios fabricantes. También lo hemos visto en unidades militares, ya sea como sistema de puntería principal o auxiliar cuando se lleva un visor telescópico. Actualmente AiMpoint ha lanzado una versión mejorada llamada Micro T-2.

Por su parte la montura es el modelo LT660 fabricado por LaRue Tactical pensada para un ajuste 1/3 co-witness con alzas tamaño AR-15 (existe otro modelo para co-witness con alzas tamaño HK). Además cuenta con cierre QD.

Unboxing

Unboxing Micro T-1
La caja no cuenta con ningún tipo de identificador de fabricante pues es un visor “ACM”, una copia china sin marca.
Sacado de la caja vemos que este visor viene con montura alta y baja, paño de limpieza, el protector de goma para las lentes, las llaves allen necesarias para instalar las dos monturas y otra llave para ajustar la dureza del cierre QD. También nos trae una copia del manual del AiMpoint T-1 original, que no he sacado en la foto. En este enlace podéis descargar el manual español en PDF.

Review

Montura LT660 Larue
Lo primero que haremos con el AiMpoint T-1 será elegir la montura. La baja será conveniente para marcadoras con railes elevados o alzas bajas (como la P90 o algunos AK) y la alta para los raíles bajos o alzas altas (como el M4 o MP7).
Me he decantado por la montura LaRue LT660 porque lo voy a montar en mi MP7, y además juego con máscara así que necesito visores elevados.

Tornillos LT660
El AiMpoint T-1 se monta por cuatro tornillos allen, pueden acoplarse en las dos direcciones de forma que con la montura LaRue LT660  podemos situar el cierre a la izquierda o a la derecha.

Torretas de ajuste AiMpoint T-1
Con el visor montado, procedemos al calibrado del punto y es aquí donde descubrimos una de las grandes bondades del AiMpoint T-1: las tapas de las roscas tienen dos protuberancias de forma que son las llaves de las roscas de ajuste. De esta forma nos ahorramos llevar una herramienta adicional en algún bolsillo poco accesible.
Todas las roscas cuentan con una junta tórica para evitar que entre agua. El problema es que para ciertos ajustes la tapa no rosca hasta llegar a dicha junta.
Algo a destacar es que ninguna de las réplicas de T-1 del mercado copia correctamente la torreja de ajuste vertical,siendo más alta en las copias.

Pila CR1620
El punto, como casi todos los visores chinos, viene en color rojo y verde con 5 intensidades en cada uno. En el caso del original cuenta con 5 intensidades de rojo, 5 de infrarojo y una de rojo de alta intensidad para cuando llevemos protección ocular ahumada. El visor está alimentado por una pila CR1620,situada en la rueda de selección de intensidad.

En el campo de juego

Intensidades de retícula
En partida sus 10 combinaciones de color e intensidades hacen que podamos utilizarlo tanto de día como de noche. Las intensidades rojas serán las idóneas para nocturnas, con el rojo al mínimo el punto no es visible por otros a más de 5 metros. Las intensidades verdes son más luminosas y por ello pueden deslumbrar encondiciones de baja luminosidad. En partida diurna el punto con el que me encuentro más cómodo es con un verde de intensidad 2 o 3.
En la imagen tenemos las intensidades mínimas a la izquierda y máxima a la derecha.

A la hora de apuntar no tenemos ningún problema de ghosting (más allá del citado deslumbramiento) o reflejos de forma que el apuntado resulta muy cómodo e instintivo.

Respecto a cómo le afecta el retroceso de marcadoras gas blowback o modelos con recoil eléctrico como las Tokyo Marui, no lo he utilizado lo suficiente como paraque surgiesen problemas. Sin embargo un compañero me comenta que sí ha tenido esa clase de problemas, con lo que lo reservaría para marcadoras AEG sin retroceso.

Conclusión

Llegamos al último apartado. Externamente no es una copia perfecta pero como ya he dicho ninguna lo es, y esta por lo menos cuenta con marcajes (si bien no parece que sean muy duraderos).
La razón para arriesgarme con un red dot ACM es que hasta hace poco era la única copia con montura LaRue LT660, buscando tener punto rojo compacto y ligero para el MP7, de montura elevada para poder apuntar por encima del An/Peq-15 y de cierre QD para poder transferirlo fácilmente a otras marcadoras.
En general este AiMpoint T-1 tiene una buena relación calidad-precio si hablamos de réplicas de Micro T-1 dado que viene con dos monturas por un precio que suele ser el del T-1 con montura baja.

Podéis comprarlo en ShooterCBGear por 56$