Para ti, que quieres ser francotirador

Sniper DPM GhillieLos has visto en películas muchas películas. Has manejado sus rifles en multitud de videojuegos. Te han encandilado sus trajes de camuflaje… Y ahora quieres ser su homólogo airsoftero.. Este artículo es para ti, que quieres ser francotirador.
A la hora de elegir embarcarse en esta senda del tiro de precisión, has de saber amigo, que no todo el monte es orégano. Ni Roma se hizo en un día, ni un los 80 metros se alcanzan con 200€… Lee con atención, pues aquí presento los dos caminos (más o menos resumidos) que se pueden tomar ante este rol.

-El camino barato y frustrante: Te comprarás un rifle de cerrojo chino como puede ser el omnipresente L96 Well creyendo que por ser de cerrojo pasará como en los reales y será más potente y preciso (ERROR!). Lo que va a pasar es que te compras un rifle chino plasticoso con una precisión y alcance paupérrimos recién sacado de la caja a pesar de tener (posiblemente) más FPS que tu marcadora de fusilero. Y aún encima… Es manual, no tienes tiro semiautomático.
Posiblemente, siguiendo por el camino del sniper de todo a 100 (menos los metros de alcance) se te ocurra comprar el famoso kit de potencia y de gatillo de Well, que te lo habrán vendido como “canela en rama” y darás por hecho que tu vida está solucionada… (ERROR!). Tu precisión seguirá siendo limitadísima a pesar de haber subido descontroladamente los FPS, que solo servirá para que el gatillo parta por usar un muelle más duro.

Mosqueado verás que el rol de sniper “ya no mola tanto”, y que tras haber pasado una hora tumbado en medio de la nada has disparado 5 veces, eliminado a 1 y te queda un largo camino de vuelta al respawn. Y de la partida a tu casa, ya irás decidido a vender el rifle de francotirador porque no te proporciona interminables rachas de bajas. Por supuesto todo te lo puedes evitar haciendo las cosas bien, o no haciéndolas.

El camino caro y enormemente satisfactorio: Es el camino que pocos proyectos de francotiradores eligen. Como digo es caro, lento, duro, pero todo ello reporta gratos resultados. Los seguidores del sniper-zen reciben grandes recompensas espirituales que los hacen diferentes al resto de jugadores.

A lo largo de este camino el sniper, en busca de la verdad y la perfección, dedica incontables horas a leer análisis de lo que los fabricantes ofrecen. Dedican su dinero a probar dichas piezas e ir viendo cuales ofrecen los resultados óptimos. Piezas que fácilmente pueden duplicar el precio del rifle base. Montan todas sus piezas en el rifle con más mimo que el que pinta un warhammer, y en algunas ocasiones incluso fabrican las suyas propias. Pesan las BBs para garantizar que su peso sea el que indica el fabricante… incluso las limpian para una mayor consistencia en los resultados.

¿Y todo esto para que? ¿Porque son unos frikis de cuidado? Si, pero también son los frikis que te eliminarán a distancias con las que tu rifle de asalto no puede ni soñar. Son los pocos jugadores que tras esas horas tirados en medio de la nada, se irán felices porque son los únicos que saben quién te ha eliminado…

Puede que el texto anterior esté escrito con cierto tono jocoso y humorístico, pero no por ello deja de ser cierto lo escrito. Mi intención no es (ni mucho menos) hacer burla de los francotiradores. Todos mis respetos a los jugadores que se dedican a este rol, con la seriedad que merece.
Si quieres profundizar en la problemática de empezar con el rol de francotirador, te aconsejo encarecidamente que leas el texto: “El sniper de airsoft y el jugador novel: dos conceptos que no deben mezclarse” escrito por Piercing58.